• Unidad del Dolor

    En enero de 2019 comienza la andadura de la Unidad del Dolor de IENSA, motivada por la necesidad de atención especializada para el tratamiento de las diferentes dolencias relacionadas con las consultas y tratamientos neuroquirúrgicos.

    El Dr Victor Castillo, anestesiólogo con amplia experiencia en tratamiento del dolor y experto universitario en Anestesia Loco-regional y Tratamiento del Dolor, se hace cargo del desarrollo y puesta en funcionamiento de la misma, realizando en su primer año, más de 400 procedimientos relacionados con la nueva especialidad disponible en IENSA, con un grado de satisfacción muy alto entre los pacientes.

    Un nuevo especialista, el Dr. Francisco Suarez, también anestesiólogo y experto universitario, se incorpora al equipo en enero de 2020, aportando sus amplios conocimientos y experiencia a tan complejos tratamientos.

    La unidad realiza desde los procedimientos más sencillos a los más avanzados, tales como:

    1. Tratamientos farmacológicos personalizados con fármacos de última generación.
    2. Bloqueos articulares.
    3. Bloqueos epidurales del raquis a todos los niveles.
    4. Bloqueos facetarios y caudales.
    5. Radiofrecuencia pulsada y térmica.
    6. Evaluación de técnicas de cuarto escalón avanzadas, como neuroestimuladores y bombas de perfusión intratecales.

    La unidad cuenta con el apoyo de dos enfermeros y una auxiliar de clínica, así como de un equipo de administrativas que se encargan del seguimiento estricto de los pacientes, no solo con citas presenciales sino también con control telefónico para valorar su estado tanto antes como después del tratamiento efectuado.

    La Unidad del Dolor de IENSA funciona a pleno rendimiento dispuesta a aliviar y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

  • Preanestesia

    La Consulta de Preanestesia está atendida por el Dr. Ángel Gutiérrez y la enfermera Alicia de los Reyes. Al estar integrada dentro del equipo médico multidisciplinar, le evita al paciente desplazamientos innecesarios y le ofrece comunicación directa. 

    En esta consulta, se realiza una valoración general del estado de salud del paciente, basada en las intervenciones que ha tenido, las enfermedades que padece, los tratamientos que toma, la analítica y las pruebas complementarias que se estimen oportunas, como el electrocardiograma, por ejemplo.

    Una vez terminada la consulta, el paciente tiene indicaciones claras sobre las pautas que tiene que seguir y se le prescribe una medicación ansiolítica para el día de la intervención.