IENSA afianza su liderazgo en el uso de la TMS para tratar la depresión, migrañas, ictus y epilepsia

Martes, 02 Agosto 2016
IENSA afianza su liderazgo en el uso de la TMS para tratar la depresión, migrañas, ictus y epilepsia

Durante el pasado año 2015 y los primeros meses de 2016 IENSA ha consolidado su liderazgo en el uso de la Estimulación Magnética Transcraneal (TMS) una técnica pionera en el tratamiento de patologías tan extendidas como la depresión, además de otras relacionadas con el sistema nervioso, como las migrañas, la epilepsia o el ictus.

La Estimulaciónn Magnética Transcraneal (TMS) es una técnica neurofisiológica no invasiva, segura, e indolora que IENSA viene empleando con excelentes resultados para la estimulación o inhibición de las neuronas de la corteza cerebral. La estimulación o inhibición se consigue mediante la generación de un campo magnético con una bobina que a su vez induce una corriente eléctrica en el tejido cerebral.

La TMS se puede realizar mediante pulsos simples, pareados o repetitivos (rTMS). Los pulsos simples y pareados se utilizan en neurología con fines diagnósticos. Los repetitivos (rTMS), con fines terapéuticos, pudiendo inducir en la corteza cerebral efectos que permanecen en el tiempo.

Esta opción terapéutica está indicada fundamentalmente en trastornos psiquiátricos como la depresión o los trastornos obsesivos compulsivos cuando son resistentes a tratamientos farmacológicos. Se estima que la efectividad de la rTMS es del 55-60 % en la depresión resistente, con una probabilidad de remisión aproximada del 30 % y una probabilidad de mejoría del 60%.

IENSA también viene usando la rTMS en otras patologías como la migraña, los trastornos por dolor, la epilepsia o el ictus en pacientes que previamente han sido estudiados y seleccionados. En el tratamiento del dolor se utiliza en casos de dolores de origen central, dolores que se producen inicialmente en el sistema nervioso, o los que no han remitido con otras técnicas. Este es el caso de la neuralgia del trigémino en la que pueden fracasar otras terapias como la punción del trigémino o la craneotomia para su descompresión vascular, y donde los resultados de la rTMS están siendo positivos hasta en un 65% de los casos.

La mejoría en el caso de dolor por “miembro fantasma” alcanza hasta un 70% de los pacientes. Sin embargo, en el caso de los accidentes vasculares cerebrales (infarto cerebral), donde la rTMS tiene el fin de acelerar la recuperación de la función del sistema nervioso, los resultados aún están por definirse.

Cómo se aplica la rTMS

Los pulsos magnéticos se aplican en la corteza cerebral mediante una bobina colocada sobre la cabeza. Suelen ser necesarias de 10 a 15 sesiones, de 20 a 40 minutos de duración cada una, con una frecuencia de 1 o 2 sesiones al día. Sin embargo, esto puede variar dependiendo de la respuesta al tratamiento. La seguridad de la rTMS está bien establecida, siendo los beneficios superiores a los posibles inconvenientes, sobre todo en los casos en los que hay un riesgo para el paciente si no se trata el cuadro clínico que este padece. La técnica permite dirigir el estímulohacia determinadas áreas del cerebro, preservando el resto.

La depresión en cifras

Según la OMS, la depresión es la principal causa de discapacidad en todo el mundo. En Europa representa más del 7% de la mortalidad prematura, y en España un 4% de la población padece actualmente esta enfermedad.

Según el estudio Screen, en España el riesgo de que la población general desarrolle al menos un episodio grave de depresión a lo largo de su vida es del 16,5% en mujeres y del 8,9% en hombres.

Además, según datos recogidos en la ‘Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud’, España es el país europeo con las tasas más altas de síntomas depresivos en población de edad avanzada.

La depresión constituye también una de las principales causas de baja laboral por incapacidad temporal y permanente en nuestro país.

El Instituto de Especialidades Neurológicas (IENSA) es un centro médico, creado en 1981 en Sevilla, bajo la inspiración y el aliento del  Dr. Pedro Albert, por un grupo de neurocirujanos, entre los que destacan el Dr. Narros y el Dr. Trujillo. Desde sus inicios, IENSA se especializó en el tratamiento multidisciplinar de las enfermedades del sistema nervioso central y periférico, y actualmente atiende todas las patologías de  las diferentes ramas de las neurociencias: neurocirugía, neurología, neurofisiología, neuropsicología y endocrinología. Forman parte del centro médico más de veinte profesionales, y además de Sevilla, cuenta con sedes en Córdoba, Huelva, Jerez, y Campo de Gibraltar.

Ir Arriba